Salsas

En el siglo XVI el tomate llego a Europa, en un principio no tuvo demasiada aceptación la razón, el color del tomate hacia que muchas personas desconfiaran hasta llegaron a pensar que el tomate era venenoso.

En el siglo XVIII los prejuicios de el tomate ya se habían acabado y se consumía habitualmente, en este momento apareció la innovación y a la masa plana(tipo Focaccia) que ya se vendía desde el siglo XVI se le agrego el desconfiado tomate.

RECETAS DE SALSAS PARA PIZZA